El cambio demográfico. ¿Estamos preparados para la jubilación?

La población envejece, pero ¿estamos preparados? He recordado una película protagonizada por Jack Nicholson llamada “A proposito de Schmidt” que empieza con el protagonista terminando su vida laboral y, en parte, trata sobre la desorientación del personaje tras el final de su etapa como trabajador.

La extensión de la vida laboral a la que nos vemos abocados (jubilación a los 67 años) y la mayor esperanza de vida, hacen que un periodo al que apenás se prestaba atención se haya convertido en un reto para los profesionales de Prevención de Riesgos Laborales. Así, aparte de hacer caso a las campañas de los bancos que nos hablan de formulas de ahorro para la jubilación, debemos plantear estrategías personales y empresariales que nos aseguren jubilaciones saludables. Entre los retos que tiene una Empresa Saludable, que adapta sus programas a los colectivos que tiene en la plantilla, es poner en valor el expertis de aquellas personas que están cercanas a su jubilación para conseguir dos objetivos, el primero, que la persona que está cerca de su retiro transmita su conocimiento y, el segundo, que esta persona se sienta valorada por lo que conoce de la compañia.

Un programa de preparación a la jubilación, debe plantearse como un desarrollo personal y puede incluir varios elementos:

  • Articulación de formas para compartir el conocimiento de la persona
  • Motivar al trabajador a convertirse en un estudiante, aprender una nueva habilidad o empezar con algún hobby.
  • Procurar planes de voluntariado, incluso aquellos corporativos de la organización.
  • Facilitar el conocimiento, e incluso los medios, para que las personas puedan mantenerse activas físicamente.

Y para no ser tan serio vamos a poner dos vídeos de lo que creo que es envejecer bien o mal, elige tu opción A o B.

Opción A

Opción B

Anuncios

2 pensamientos en “El cambio demográfico. ¿Estamos preparados para la jubilación?

  1. Quiero incidir en el primero de los elementos que propones,”Articulación de formas para compartir el conocimiento de la persona”. Resulta paradójico observar como, después de los conocimientos y habilidades adquiridas en una determinada área profesional, el hecho de cumplir una edad pueda relegarte a un segundo plano. Esto, dependiendo de la persona, puede resultar, o no, traumático.Lo he experimentado en varios familiares e incluso compañeros.
    Es fácil proponer alternativas, pero todas ellas pasan por la VOLUNTAD expresa, de la empresa y del trabajador, de articular fórmulas viables para que no se produzca esa “ruptura”.
    De todos es sabido que uno de los aspectos mas gratificantes del trabajo es el reconocimiento de la labor realizada, sentirse útil socialmente, en una palabra.
    Como sabemos, son las condiciones del trabajo, la forma en que está organizado, y no el contenido del mismo, lo que hace que éste pueda no ser gratificante. Tal vez esas condiciones del trabajo, en muchos casos, hacen que este se abandone a la edad de jubilación con cierto júbilo, júbilo que no tardando mucho pasa a convertirse en tedio, la mayor parte de las veces porque la persona no ha tenido tiempo de desarrollar aficiones debido a la entrega que la vida le ha exigido tanto profesional como personalmente.
    No hay cultura empresarial en este sentido, ni hay ideas. Y así vemos a nuestros jubilados muy válidos y con ganas, deambular por las aceras de nuestros pueblos y ciudades en busca de no se sabe muy bien qué, matando el tiempo.
    Probablemente el día que nuiestros empresraios tengan algo más de “cultura empresarial” propongan alternativas. No me parece razonable desperdiciar tanto talento, y más “…como está el patio”.

  2. Muchas gracias Amado por tu comentario, tus reflexiones son muy acertadas. Creo que jubilarse debe ser motivo de alegría, al fin y al cabo, se trata de poder disponer de tiempo para dedicarte a lo que quieras después del desarrollo de una larga vida profesional. Hay gente que lo lleva mejor y otra peor, por eso, como bien dices, la voluntad debe ser el elemento fundamental para aprovechar la experiencia y conocimientos de las personas jubiladas, pero mientras no exista la voluntad de las empresas, puede primar la de las personas, te dejo dos ejemplos: http://www.secot.org y http://www.abc.es/videos-espana/20130514/jubilados-ayudan-escuela-para-2381556813001.html.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s