No corras mucho papa. Creando Cultura de Seguridad y Salud

Imagen

A los que vivimos en la España donde se sintonizaban dos canales de televisión, nos suena un accesorio la mar de kitsch que adornaba muchos coches y que podemos recordar a través de la foto… “No corras mucho papa”.

Esta monada me viene a la cabeza ahora que han acabado los colegios y “gracias” a los avances en conciliación familiar, es posible empezar a ver a niños/as que acompañan a sus padres al trabajo. “Acompañar al trabajo?…” os preguntaréis muchos, se que no os habéis encontrado a un niño al lado de su madre, directiva de una entidad financiera; pero sí muchos de vosotros, habréis visto chicos que acompañan a su padre repartidor autónomo a recoger mercancia en una nave logística. Aunque no llegará a tanto como este niño de 6 años que conduce el camión de su padre, profesor de autoescuela

Y es aquí donde viene mi reflexión, al hilo de lo que se discutió en la IV Jornada de PRL en el Operador Logístico que fue la Coordinación de Actividades Empresariales. La CAE es compleja, requiere de mucho apoyo documental y ayuda a que las empresas cumplan y hagan cumpliar la legislación de PRL. Pero, desde mi punto de vista, crear entornos seguros y saludables no es solo eso, sino que pasa porque los trabajadores de nuestra empresa tengan conductas seguras y hábitos saludables; pero también porque sean apostoles de los mismos con todas aquellas personas que se relacionen, sean trabajadores de nuestra empresa o de empresas/autónomos que colaboren con nuestra organización dentro de nuestras instalaciones.

Ejemplos de entornos seguros y saludables serían aquellos en que:

– unos compañeros motivan a otros ( o al personal externo) hacia las conductas seguras

– se trata de modificar conductas de otros que entrañen riesgos, sean de personal interno o externo. Siguiendo el ejemplo del padre que veíamos antes, si alguien en una plataforma logística ve a un niño andando por las instalaciones mientras su padre carga o descarga, avisar al padre, coger al niño y llevarlo a una zona segura, y notificarlo como incidente para tomar medidas para no se repita la situación.

– se motivan unos a otros hacia los hábitos saludables, por ejemplo, saliendo a correr en grupo.

– se deja de llevar el bocadillo de panceta y se comienza a llevar manzanas para el descanso!!

En definitiva, ser una empresa ejemplar. Promover valores seguros y hábitos saludables  en sus trabajadores y en todas aquellas empresas con las que se colabora. Impliquémonos todos, no lo dejemos en “No corras papa” o este otro gran clásico “Precaución amigo conductor….”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s